︎
︎
︎

Crea un monstruo peludo de vectores en Illustrator


[ CAST ]


Sigue estos pasos en Adobe Illustrator para crear tu propio personaje de monstruo peludo súper molón. Trabajarás con las formas básicas para empezar y luego usarás una variedad de degradados para agregar profundidad. Más tarde terminarás con algunos efectos detallados de pelaje para realmente darle profundidad al diseño en la pantalla.


Comienza a trabajar en el globo ocular, dibuja un círculo perfecto en la mesa de trabajo. Manten presionada la tecla Shift para mantener las cosas en proporción. Añade un degradado radial simple que abarque de gris a blanco. Ajusta los controles deslizantes de degradado para que el gris se deslice ligeramente desde los bordes del círculo.


Copia (Ctrl + C) y pega en el mismo lugar (Ctrl + F) el círculo, reduce la escala mientras mantienes presionadas las teclas Shit y Alt. Luego cambia el degradado por un par de grises más oscuros para formar una pupila.


Repite el proceso, pero esta vez reduzce la escala del círculo a la posición del iris. Elije un bonito color brillante para los ojos, como el verde. Cambia el degradado a un tono oscuro y claro del color que elijas.


Dibuja un par de reflejos especulares en forma de círculos. Disminuye la opacidad al 80% para permitir que se muestren los elementos de debajo.


Pegua en un círculo más, esta vez escálalo más grande, y agregua un degradado color púrpura oscuro a fucsia. El color exterior se mezclará con el cuerpo principal, que también se rellenará con esta muestra de color fucsia.


Dibuja un óvalo enorme con la herramienta de círculos en la mesa de trabajo para formar la forma básica del cuerpo. Alinea todo en la parte de arriba centrado por el eje vertical.


Dibuja una forma temporal que cubra la curva inferior del óvalo. Usa la opción Memos frente del área de forma en la ventana Buscatrazos para cortar el exceso (también puedes usar “Efectos > Buscatrazos > Restar”).



Dibuja otro círculo, esta vez para formar la boca sonriente. Usa otra herramienta temporal y la paleta Buscatrazos para cortar el área no deseada como acabas de hacer en el paso anterior, dejando un borde superior plano.


Rellena el área de la boca con un degradado radial, desvaneciéndolo de gris a negro agregas un toque agradable de profundidad, que de lo contrario sería un color negro plano.


Dibuja un par de dientes tontos con la herramienta rectángulo redondeado. Copia la forma de la boca en el mismo sitio como has hecho al principio de todo con el ojo, tráela al frente (”Shift + Ctrl + 0” u “Objeto > Organizar > Traer al frente” o “arrastrando la capa de la boca encima de todas desde la ventana de capas”).


Luego, teniendo los dientes debajo y seleccionados también, usa esa capa duplicada de la boca como una máscara de recorte ( “Objeto > Máscara de recorte > Crear” o “Ctrl + 7”) para ocultar y recortar los dientes en su lugar.


Dibuja un óvalo rojo para formar una lengua descarada, llena de un degradado de granate a rojo. Usa otra máscara de recorte como has hecho con los dientes para ocultar la superposición de la parte de la lengua que queda fuera de la boca.



Selecciona la forma de la boca, luego vete a “Objeto > Trazado > Desplazamiento”.


Rellena el nuevo objeto con un degradado púrpura.



Luego añade un desenfoque gaussiano (“Efecto > Desenfocar > Desenfoque gaussiano”) de alrededor de 10px para eliminar los bordes duros.


En otra parte del documento, dibuja un pequeño círculo. Usa la Herramienta de Selección directa (la fechita blanca) para arrastrar el punto derecho hacia afuera.



Elimina las curvas de Bezier (moviendo los manejadores) con la herramienta Convertir ancla en las opciones de la herramienta Pluma.


Luego haga clic en el icono Nuevo pincel (el cuadradito con un triangulito en la esquina inferior izquierda) de la paleta Pinceles (puedes encontrarla en “Ventana > Pinceles”). En las opciones, elije Nuevo pincel de arte.


Cambia, en Método, a Alteración de tono.


Acabas de hacer un Pincel de arte con la forma que habías dibujado antes.


¡Ahora la parte divertida! Usando la herramienta Pincel, y seleccionado el pincel que acabas de realizar, dibuja cada pieza de pelo que se extienda desde el cuerpo hacia afuera. Aquí es donde una tableta gráfica es realmente útil, pero se puede lograr con un ratón perfectamente.


En poco tiempo, el contorno que habías dibujado al principio será invisible a través de la riqueza del pelaje. Añade un poco más de pelo a áreas específicas para desarrollar la forma corporal que desees.


Selecciona uno de los pelos, luego vete a “Seleccionar > Mismo > Color de trazo”.



Luego ve a “Objeto > Expandir Apariencia”.


Ahora añade el cuerpo principal que has dibujado al principio a la selección haciendo “Shift + click”.



Elije la opción “Unificar” en la ventana Buscatrazos (también puedes usar “Efectos > Buscatrazos > Añadir”) para combinarlo todo.


Añade un poco de Resplandor interior desde el menú Efectos (“Efectos > Estilizar > Resplandor interior”) para darle profundidad al dibujo.



Elije el púrpura oscuro y ajusta el desenfoque para controlar la cantidad de brillo que aparece.


Ahora envía esta base del cuerpo al fondo (”Shift + Ctrl + 9” u “Objeto > Organizar > Enviar detrás” o “arrastrando la capa del cuerpo debajo de todas desde la ventana de capas”).


Con el pincel de arte que has creado, dibuja unos pelos por la parte superior del ojo y de la boca. Luego selecciónalos y expande la apariencia como has aprendido a hacer en pasos ateriores.


Ahora vuelve a seleccionar ese pincel que has creado, cambia su color a algo llamativo (el color en sí mismo no importa, pero lo usarás para identificarlos más adelante). Continúa dibujando un montón más de pelos en toda el área interna del cuerpo del monstruo.


Selecciona solo uno de los pelos azules que has dibujado, luego ve a “Seleccionar > Mismo > Color de trazo”.



Expande la apariencia y luego cambia el relleno azul con un degradado que fluya de un blanco hasta cero opacidad.


¡Repite el proceso para llenar el monstruo con aún más pelaje, cuantas más capas, más peludo y tierno se vuelve!


Tras un rato, el monstruo estará completamente cubierto de piel gruesa.


Haz zoom y arregla los pelos desordenados, incluidos los que se superponen en el área de la boca. Si no quieres ir uno a uno, copia y pega el gráfico de la boca, colócalo en la parte superior y usa la herramienta Buscatrazos para recortar los pelos a la medida como has aprendido a hacerlo un rato antes.



Ahora que lo ves en conjunto, si quieres cambiar el color de los pelos, selecciona uno, dale a “Seleccionar > Mismo > Color de trazo” y juega con los colores en la paleta Degradado. Recuerda que cada color del degradado también tiene opción de cambiar sus opacidades. En este punto, también puedes aprovechar y agrupar todos juntos los pelos haciendo “Objeto > Agrupar” o “Ctrl + G”.


Deja el monstruo como más te guste. Aprovecha también para retocar todos esos pelos que te parezca que están fuera de lugar.


¡Añade el fonfo que más te guste y la ilustración del monstruo estará completa! Los degradados sutiles y los pequeños toques de transparencia realmente ayudan a agregar profundidad al diseño y permiten que salten desde la pantalla.


Ahora ya puedes aplicar lo aprendido con este monstruo a cualquier otro de tus personajes.